Maternidades

Maternidad es el presente, el pasado y el futuro de una madre, historias y recuerdos desde su linaje hasta las memorias que tendrán sus hijos de ella. No existe UNA maternidad, así como no existe una sola forma de estar en el mundo.  Pensamos en la maternidad como una construcción cultural y social fundada en un hecho biológico, que de alguna manera se ha naturalizado hasta el punto de señalar a una mujer cuando no cumple con este supuesto mandato natural: una gama de sentimientos y cuidados que una madre "debe" tener.

Este proyecto pretende visibilizar las distintas formas de maternar de las mujeres, tomando en cuanta su entorno social, su lugar en el mundo, y las condiciones en las que le ha tocado o ha decidido vivir. Tratando de desligarnos de la concepción de buena o mala madre, observando que muchas acciones que toman estas mujeres son consecuencia de normas sociales que el resto de la sociedad sigue legitimando, pero también observando cómo las decisiones de cada mujer afectan en su faceta de ser madre.

 

Maternidad en el encierro

El primer proyecto de Maternidades es Maternidad en el encierro. Proyecto que se desarrolló en el Centro de rehabilitación de Cotopaxi (CRC) y en la Casa de confianza de Chillogallo (CCC) (Ecuador). En el CRC conviven las internas sin sus hijos.  Las madres con cinco meses de embarazos y con niños menores de tres años son trasladadas al CCC en el sur de Quito.

En nuestra sociedad, la penitencia por haber causado un delito es el encierro. En este encierro, el castigo lo reciben mamas e hijos, convivan o no con ellas. El encierro y sus consecuencias se extienden hasta los familiares de las internas. En muchos casos los familiares viven lejos y no pueden ir a visitar a sus madres o mujeres muy seguido. Los hijos se separan, recayendo su cuidado en el familiar que pueda hacerse cargo. Muchos viajan a otras provincias e incluso migran fuera del país, siendo escaso, si no inexistente el contacto con sus madres. Y así,  la familia, que es uno de los ejes más importantes para una verdadera rehabilitación, se disuelve.

Es así como muchas mujeres crean sus propias tribus, sus pequeñas familias.  Lazos de solidaridad y apoyo se vuelven indispensables para sobrevivir . La medicina ancestral a través de las tradiciones orales reemplazan a la receta del doctor :  que estas hierbitas son buenas para el cólico, estas otras para la ansiedad. Surgen nuevas formas de apoyo e inclusive se crean lazos de amistad con las guías y personal del centro. El universo se reduce a unos cuantos metros y estos se convierten en el nuevo hogar de muchas mujeres y hombres.

Por otro lado es muy común el fenómeno de que varios miembrosde una misma familia se encuentren dentro de estos centros : abuelas, padres, madres, hijos, primos, etc. Para muchas mujeres encontrar a un familiar dentro del centro es tranquilizante, sin embargo para algunas mamas internas ver a sus hijas repitiendo sus mismos pasos es causa de ansiedad y depresión.

Varias son las preguntas con las que terminamos después de finalizar este proyecto, el encierro y la maternidad son temas muy delicados que deberían ser analizados detalladamente no solo por la entidad competente sino desde nosotros, abrir los ojos a estas otras maternidades, hacia estas otras realidades.

Aquí no existe maternidad" Madre interna de CRC, su hija había ingresado al mismo centro unos meses antes.

¨"Nosotras no somos de la sociedad” Madre de la casa de confianza de chillogallo.